Los pies soportan todo nuestro peso corporal al andar y al permanecer sobre ellos y requieren de unos cuidados básicos e imprescindibles para mantener su buena salud. Algunos de los problemas de salud más frecuentes de los pies son: durezas y callos, hongos en las uñas, sudor excesivo y juanetes o hallux valgus entre otras afecciones de las extremidades inferiores. 

Os damos estas recomendaciones sobre cómo cuidar los pies:

1. Una higiene e hidratación correctas.

Cuidar que los pies estén bonitos o realizar pedicuras de manera regular es un añadido pero, ante todo, la higiene de los pies pasa por lavarlos bien a diario, cuidando los espacios interdigitales, y secándolos de manera correcta. No deben permanecer húmedos por ningún lado. De este modo se evitan infecciones en la piel. Tras el secado, se ha de aplicar una crema hidratante especial para pies realizando un masaje para que se absorba desde la uña al tobillo dedicando también atención al metatarso y el talón. La sudoración y el mal olor se contrarrestan a diario aplicando un desodorante para pies.

2. Adaptar el zapato al pie y no el pie al zapato.

A la hora de comprar el calzado es fundamental que este resulte cómodo, que sea de la talla correcta para que el pie no quede ni apretado ni “resbale” con riesgo de que provoque rozaduras o callos en los pies y que no nos haga daño. Entre los materiales a elegir los más adecuados para la salud del pie son los materiales nobles, transpirables y flexibles que facilitan el movimiento, la seguridad y la transpiración. Se han de evitar los tacones altos, como máximo de 2 a 4 centímetros, y las punteras estrechas.

3. Velar por la seguridad y la sujeción. Para evitar algunas lesiones se recomienda alternar diferentes tipos de calzado siempre con sistema de abrochado o fijación al pie.

También es crucial fijarse en la suela: debe ser antideslizante para evitar caídas. Por último, el momento más adecuado del día para probar el calzado también cuenta: recomiendan hacerlo por la tarde ya que es el momento del día en que los pies están más anchos y de esta forma podemos comprobar si los zapatos nos van a resultar cómodos o no.

4. Controlar nuestro peso.

Mantener un peso corporal correcto, evitando el sobrepeso y la obesidad, también influye en la salud de nuestros pies. No debemos olvidar que estas extremidades pueden llegar a soportar más de cuatro veces el peso de nuestro cuerpo, por ejemplo, cuando chocamos con el suelo. Ese impacto multiplica nuestro propio peso y es una carga que sufren nuestros pies sobre los que nos apoyamos para recuperar el equilibrio y la postura.

5. Alimentación adecuada a nuestras necesidades reales y ejercicio físico regular.

Una dieta saludable, equilibrada y balanceada que tenga en cuenta nuestras necesidades nutricionales reales nos ayuda a combatir el sobrepeso y, con ello, a preservar el cuidado de los pies. El ejercicio físico moderado y regular también debe entrar en esa pauta que, además, debe incluir algunos movimientos dedicados a los pies. Mover los pies y los dedos de forma regular cuando estemos sentados o tumbados nos ayuda a restablecer la circulación sanguínea. En un entorno seguro, siempre que se pueda, es positivo caminar descalzos. Si la actividad deportiva se desarrolla en un lugar público, en la piscina o en las duchas, hay que proteger los pies con chanclas o patucos para evitar la transmisión de verrugas y hongos.

6. Realizar masajes para relajar los pies y pediluvios con sales, hierbas o aceites esenciales.

Es muy positivo recuperar su bienestar y los masajes favorecen este estado además de mejorar la circulación sanguínea y la relajación de los músculos para el cuidado del pie. Un baño de sales, hierbas o aceites esenciales en un pediluvio es otra forma de lograr ese bienestar.

Que estos hábitos se consoliden desde que somos pequeños favorece la buena salud de nuestros pies. Ante una posible lesión de la piel de los pies lo más indicado, desde la edad pediátrica hasta la edad adulta, especialmente si se padece pie diabético, se debe acudir al podólogo. Es el profesional que diagnostica, trata y previene los problemas de los pies.

Share This
WhatsApp chat